Oportunidades y desafíos del sector rural en Colombia: Agricultura, medio ambiente y conflicto

El desfavorecido sector rural colombiano ha sido la causa y consecuencia de gran parte de la violencia y subdesarrollo del país. Aunque la pobreza rural ha disminuido junto con la del promedio del país, siempre ha estado muy por encima de la de los centros urbanos. En la década de 1990, la pobreza rural superaba el 86% con 35 puntos porcentuales sobre la pobreza urbana. En 2014, se redujo a la mitad, pero sigue siendo 23 puntos porcentuales más alto que en las ciudades. Este difícil entorno social ha sido el detonante para el surgimiento de grupos guerrilleros y delictivos en las zonas rurales apartadas, que han encontrado en las escasas oportunidades económicas y la falta de presencia del gobierno la excusa política y el vacío institucional necesarios para prosperar.
Figura 1 – Pobreza (Pobreza multidimensional)

Fuente: DNP, 2005. “Misión para la transformación del campo”.

 

Durante el último medio siglo, la producción agrícola ha sido decepcionante y ha perdido relevancia en la economía colombiana. En la década de 1960, la producción agrícola era más de una décima parte del PIB colombiano. El café era entonces el producto colombiano más fuerte y famoso, y en décadas posteriores otros productos emblemáticos como las flores y el aceite de palma ganaron fuerza, pero todos ellos no fueron suficientes para mantener la fuerza agrícola en la economía. El peso debilitado de los últimos años, con el consiguiente aumento de la competitividad de las exportaciones, solo ha logrado detener la caída de la relevancia de la producción agrícola, que ahora se encuentra alrededor del 6% de la economía. La balanza comercial agrícola, que solía estar a favor de Colombia en más de US$3 billones en 2007, sigue siendo positiva, pero se ha reducido a la mitad a alrededor de US$1,5 billones.

Figura 2 – PIB Agrícola como % del PIB total

Fuente: DNP, 2005. “Misión para la transformación del campo”.

 

Sin embargo, la producción agrícola que Colombia podría alcanzar es enorme y podría dar un gran impulso transformador a la economía y la prosperidad de la población rural. La OCDE en su última revisión de las políticas agrícolas en el país estimó que Colombia solo utiliza alrededor del 10% de su potencial agrícola. El impacto económico de llevar a producción las más de 35 millones de hectáreas adicionales solo puede imaginarse, ya que esa área tiene el tamaño de Alemania, es más grande que Italia y equivale a alrededor de 15 veces el tamaño de Israel.

Figura 3 – Uso de la tierra en agricultura vs potencial

Fuente: OECD, 2015. “Revisión de la OCDE de las Políticas Agrícolas - Colombia 2015”.

 

Tal transformación no será una tarea fácil ya que Colombia es una tierra con grandes problemas rurales y grandes desafíos ambientales. Una gran parte del país comparte cinco características desafiantes simultáneamente, según lo documentado por el Departamento Nacional de Planeación[1]: i. enormes recursos naturales, ii. degradación ambiental, iii. bajo desarrollo rural, iv. bajas capacidades institucionales, y v. enormes desafíos socioeconómicos (ver región sombreada en la Figura 4). La mayoría de estas regiones también han vivido durante décadas bajo el intenso fuego del conflicto armado (ver Figura 5). Por lo tanto, los programas de desarrollo rural en Colombia enfrentarán algunos de los desafíos más difíciles que cualquier programa rural haya encontrado, y por lo tanto deberán ser innovadores y extremadamente bien planeados y ejecutados para lograr resultados positivos.

Figura 4 – Tierra con extremo desarrollo rural y desafíos ambientales

Figura 5 – Deforestación y conflicto armado

Fuente: DNP. 2015. CONPES 3850: “Fondo Colombia en Paz”.

 

EL PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA COMO UNA GRAN OPORTUNIDAD Y DESAFÍO

 

El acuerdo de paz firmado por el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC en 2016 abre una gran oportunidad para insertar las vastas áreas rurales y comunidades que durante décadas han quedado en el olvido en un mundo moderno de oportunidades. Un estudio del Departamento Nacional de Planeación de Colombia estima que el proceso de paz podría hacer que el PIB crezca entre 1,1 y 1,9 puntos porcentuales adicionales cada año[2].

 

Pero al mismo tiempo, la era del postconflicto planteará importantes amenazas ambientales que deben gestionarse adecuadamente. Varios grupos ambientalistas y académicos han alertado al gobierno y a la sociedad civil sobre esos peligros. Por ejemplo, un artículo reciente en el periódico El Espectador[3] dice: "La paz trae esperanza pero también destrucción a La Macarena[4]". La deforestación, la contaminación del agua, la contaminación del aire y el exterminio de la vida silvestre son todas consecuencias probables de la migración desorganizada que pronto tendrá lugar en algunas de las regiones previamente controladas por los grupos guerrilleros.

 

El desarrollo agrícola y rural debe planificarse y ejecutarse adecuadamente para evitar dañar los ecosistemas ricos y en muchos sentidos únicos de Colombia. Las instituciones colombianas deben muy pronto hacer presencia en las grandes áreas olvidadas. Otras partes interesadas como el sector privado, la academia, las ONG, las comunidades y las instituciones de cooperación internacional deben estar preparadas para el desafío y desempeñar sus roles armónicamente. Una visión unida y una fuerte cooperación serán claves si queremos evitar que en varias décadas en el futuro miremos hacia atrás y concluyamos que el desarrollo rural y el proceso de paz de Colombia se dieron a un precio ambiental muy alto.

 

LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL JUGARÁ UN PAPEL CLAVE

 

Durante mucho tiempo, la cooperación internacional ha estado presente para apoyar los procesos de desarrollo y búsqueda de la paz en Colombia. Programas internacionales como USAID apoyaron el enorme "Plan Colombia" con recursos recientes anuales promedio de más de US$180 millones invertidos en desarrollo rural y agrícola[5]. Desde 2010, la cooperación internacional ha aumentado más del 50% y ahora alcanza el equivalente al 1% del presupuesto público[6].

Si bien hay muchos impactos positivos de la cooperación internacional -uno de los cuales algunos argumentarían que es en sí mismo la firma del acuerdo de paz con las FARC- sus programas han enfrentado importantes obstáculos y producido deficiencias significativas en lo que respecta a lograr un desarrollo rural sostenible y duradero. Un informe de la Oficina del Inspector General de la USAID[7] concluyó que la Iniciativa de Consolidación y Mejoramiento de los Medios de Vida para la Región Central de la USAID, con una inversión prevista de US$115 millones, falló en producir ventas incrementales de productos clave respaldados, aunque su expectativa era aumentarlo en 43%[8].

 

Un informe emblemático de USAID que recopila la experiencia y las lecciones aprendidas de más de 50 años de experiencia establece los siguientes elementos como esenciales para las estrategias de desarrollo agrícola para que logren impactos significativos y positivos:

  • "Asegurar el acceso a la tierra y otros recursos naturales

  • Movilizar la ciencia y la tecnología

  • Instituir educación y entrenamiento agrícola

  • Gestionar el desempeño del mercado

  • Financiar mercados y sistemas alimentarios

  • Revalorizar las empresas rurales

  • Obtener políticas correctas

  • Ampliar las oportunidades de comercio agrícola

  • Integrar la gestión del medio ambiente y los recursos naturales en las prácticas agrícolas y los medios de subsistencia"[9].

 

El recién creado Fondo Colombia en Paz (FCP), junto con su sólido arreglo institucional brindan una nueva oportunidad para las zonas rurales de Colombia.

En B.O.T. hemos incorporado estas lecciones junto con las mejores prácticas nacionales e internacionales bien documentadas y nuestra propia experiencia para construir una metodología que nos permita diagnosticar, caracterizar y priorizar las cadenas de valor sostenibles de alto potencial en las zonas rurales de Colombia.

Notas:

[1] DNP. 2015. CONPES 3850: “Fondo Colombia en Paz”. Disponible es: https://www.dnp.gov.co/Paginas/Dividendo-econ%C3%B3mico-de-la-paz-permitir%C3%ADa-un-crecimiento-adicional-de-1,1-a-1,9-DNP--.aspx

[2] DNP. 2016. “Dividendo económico de la paz permitiría un crecimiento adicional de 1,1% a 1,9%: DNP”. Disponible en: https://www.dnp.gov.co/Paginas/Dividendo-econ%C3%B3mico-de-la-paz-permitir%C3%ADa-un-crecimiento-adicional-de-1,1-a-1,9-DNP--.aspx

[3] Uno de los periódicos más respetados en Colombia.

[4] La Macarena es uno de los Parques Nacionales más emblemáticos en Colombia y es el hogar de una de las biodiversidades más exuberantes del país, mientras que al mismo tiempo fue sede de algunas de las armas más poderosas del grupo rebelde de las FARC. Fuente: El Espectador. 2017. “Posconflicto y los riesgos ambientales en La Macarena”. Disponible en: http://colombia2020.elespectador.com/territorio/posconflicto-y-los-riesgos-ambientales-en-la-macarena

[5] USAID. 2013. “Colombia Program at a glance”. Disponible en: https://www.usaid.gov/sites/default/files/Colombia%20Country%20Fact%20Sheet%20Augst%202013_USAID_at_a_Glance.pdf

[6] DNP. 2015. CONPES 3850: “Fondo Colombia en Paz”. Disponible es: https://www.dnp.gov.co/Paginas/Dividendo-econ%C3%B3mico-de-la-paz-permitir%C3%ADa-un-crecimiento-adicional-de-1,1-a-1,9-DNP--.aspx

[7] USAID es el mayor financiador de la cooperación internacional en Colombia y, por lo tanto, es muy relevante estudiar sus resultados y lecciones aprendidas; El Fondo de Apoyo Económico de USAID, que dirige esencialmente al desarrollo agrícola y rural, ha tenido inversiones anuales promedio de alrededor de US$188 millones (2009-2013). Fuente: USAID. 2013. “Colombia Program at a glance”. Disponible en: https://www.usaid.gov/sites/default/files/Colombia%20Country%20Fact%20Sheet%20Augst%202013_USAID_at_a_Glance.pdf 

[8] Office of the Inspector General-USAID. 2014. “Audit of USAID/Colombia’s Consolidation and Enhanced Livelihood Initiative - Central Region”, US$115million Initiative. Disponible en: http://pdf.usaid.gov/pdf_docs/pa00jzms.pdf

[9] USAID. 2013. “USAID´s legacy in agricultural development - 50 years in progress”.  Disponible en: https://www.usaid.gov/sites/default/files/documents/1867/USAID-Legacy-in-Agricultural-Development.PDF

© 2018 - B.O.T. SAS